"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Comunicado de la Casa das Atochas ante la guerra mediática desatada tras la manifestación

El pasado sábado, tuvo lugar en la ciudad de A Coruña como ya relataba en una entrada anterior, la manifestación contra el desalojo del Centro Social Okupado A casa das Atochas, una iniciativa autogestionada que se había establecido como una propuesta cultural abierta a todxs donde la intención y el trabajo daban a luz a actividades muy interesantes y sin ánimo de lucro, con el único objeto de extender una cultura no-consumista y no-autoritaria además de servir de plataforma para numerosos movimientos políticos o sociales que no encuentran amparo en las instituciones o lógicas tradicionales.

En el transcurso de la manifestación, algunxs encapuchadxs destrozaron un cajero, realizaron pintadas y rompieron también cristales de una sucursal de la entidad bancaria Caixa Galicia.

Ésto derivó en que los 4 días siguientes, los medios de comunicación al servicio del poder vendiesen una imagen totalmente difusa de la manifestación, culpando y señalando a lxs okupas de la casa como responsables últimxs de los destrozos ocasionados cuando lxs causantes iban encapuchadxs por lo que su identificación era imposible. Aún así, los medios aprovecharon no sólo para éso, sino también para demonizar en artículos oportunistas y sensacionalistas, descontextualizando los hechos relatados con imágenes que cuadraban dentro de su discurso progredemócrata de "lxs anarquistas antisistema son malxs" cuando la gente que se dedicó a destrozar mobiliario era una minoría dentro de la movilización.

Por ende, la asamblea del Centro Social Okupado ha emitido un comunicado en el que explica su postura frente al injusto ataque mediático que ha sufrido los últimos días. El comunicado lo han emitido en gallego por lo que procederé a traducirlo.

----

Comunicado a día de ayer.

Hola.

Como bien sabéis, lxs okupas somos poco dadxs a las declaraciones y comunicados pero después del revuelo que ha generado nuestra manifestación del pasado 11 de Diciembre, conviene aclarar ciertas cuestiones.

Ⓐ  ¿Fueron lxs miembrxs de la asamblea del Centro Social Okupado A casa das Atochas quienes ocultaron las caras e hicieron acciones en contra de la legalidad vigente?, 

¿y quién lo sabe?, esas personas iban con la cara tapada así que no pueden ser reconocidas.

Ⓐ ¿Fue una manifestación violenta?

Rotundamente no, la propia policía así lo reconoció. En ningún momento se molestó ni se faltó al respeto a persona alguna. Entre otras cosas, las manifestaciones se llevan a cabo para que la gente se percate de un problema determinado. ¿Para qué incomodarlxs?, tampoco permitimos que nadie aproveche la situación para  no comportarse como es debido. Desde la asamblea estamos abiertxs a todo el mundo y a las críticas constructivas que se nos quieran hacer para mejorar nuestras acciones pero por desgracia gran parte de las críticas que estamos recibiendo son demagógicas, falsas e injustas por lo que el debate de ideas se hace del todo imposible.

Ⓐ  ¿Se atacó a lxs pequeñxs comerciantes?

No. Al contrario, sentimos gran solidaridad con lxs autónomxs y los negocios familiares que en los últimos tiempos están siendo masacrados por las multinacionales que no dudan en vulnerar los más elementales derechos laborales con tal de amasar más dinero. Es una vergüenza que lxs políticxs que nos gobiernan vayan de la mano de las empresas multinacionales que campan a sus anchas por la ciudad destruyendo el pequeño comercio. Vergüenza es lo que no tiene Antonio Amor, presidente de la Asociación de Comerciantes del Obelisco. ¿A quién representa?, ¿a un grupo de comerciantes?, ¿o a los ideales de la extrema derecha más rancia y fanática?. Siempre vas de la mano de lxs poderosxs y contra lxs más débiles, ¡¿cómo no ibas a llegar a rico?!. Conviene recordar sus propias palabras en una entrevista de un periódico el año pasado: "Hay que tener cuidado con las caras nuevas y extranjeras". Este individuo - por llamarlo de alguna forma - es tristemente conocido por sus despiadados ataques contra lxs manterxs de la calle Real, de lxs que afirma que "dan mala imagen a la calle, perjudicando a los comercios de la zona". No obstante y como todo el mundo sabe, lxs manterxs llevan muchos años trabajando en esa zona y la calle sigue tan transitada como siempre, demostrándose que al resto de personas que habitamos la ciudad no nos molesta lo más mínimo la presencia de otras gentes. En España se condenó a un mantero a 8 años de cárcel por vender cedés, ¡¿y aún tenéis la desvergüenza de pedir más mano dura?!.

Señor Amor (qué poca justicia haces a tu apellido), gracias por acordarte de nosotrxs en tus absurdas quejas, el día que no te demos algo que decir empezaremos a preocuparnos pues algo estaremos haciendo mal.

Por más que le pese a este tipo, en la ciudad y su calles y plazas seguirás topando con manterxs y okupas.

Ⓐ  ¿Por qué no nos manifestamos como todo el mundo?, ¿por qué no legalizamos las manifestaciones?.

Una manifestación es por naturaleza conflictiva (que no violenta, no confundamos los términos). La hacemos para combatir con rabia una enorme injusticia, que nos echen a la calle cuando estamos dando vida a un espacio abandonado. Quieren entregarle nuestra casa a un especulador millonario sin escrúpulos para que la derribe y desenvuelva el proyecto de polígono de nuevas viviendas programado para la zona, robándonos así todo por lo que llevamos luchando estos años. Quieren derribar un proyecto social que lleva más de dos años y medio de andadura y del que han disfrutado miles de personas ¿y todo ésto para qué?, pues para amontonar más dinero asqueroso a los pies de la sacrosanta propiedad privada. Como ya dijimos en la manifestación, somos anticapitalistas; no creemos en el dinero ni en la propiedad privada; sí creemos en la justicia social, la igualdad, la solidaridad y el apoyo mutuo y no sabemos expresar nuestro malestar y rechazo cantando villancicos.

Ⓐ ¿Por qué cuando echan a lxs trabajadorxs de sus empleos podemos entender la indignación y cuando nos echan a nosotrxs de nuestra casa, no?.

Pues resulta que muchxs de nosotrxs preferimos que nos echen del trabajo (que a fin de cuentas no nos agrada y sólo sirve para llenar la cazuela de garbanzos) a que nos echen de un espacio donde desenvolvemos todo nuestro potencial de manera libre, horizontal y autogestionada pues éso sí que nos gusta y sí que nos llena de ganas de vivir.

Nosotrxs no molestamos a nadie en los casi tres años de incesantes actividades; molestamos ahora, que nos quieren echar a la calle sin piedad. Protestamos por lo que es nuestro y no porque lo ponga en un papel con membrete oficial, sino porque lo trabajamos ("la tierra para quien la trabaja) y estamos dispuestxs a luchar por nuestros sueños contra vuestra triste y gris pesadilla.

Lamentamos de verdad si alguna persona de a pié (que no a lxs banquerxs o propietarixs de múltiples joyerías como Antonio Amor, o el subdelegado del gobierno o el payaso de Mc Donald's) se vio afectada por nuestros actos (aunque en los globos, la pintura estaba diluída en agua por lo que se quita sin mucha dificultad). No queríamos molestar a esta gente, pero sí a lxs ricxs y poderosxs responsables de un sistema cada día más injusto y cada día más edulcorado por lxs siervxs de la televisión; sí queríamos molestar a quién nos metió en una crisis sin solución a base de inflar el precio de la vivienda (como la inmobiliaria Juan Pérez Paz S.L. a quién pertenece el edificio okupado) y especular con nuestros ahorros en criminales movimientos financieros; sí queríamos molestar a quienes suben su sueldo (mientras a nosotrxs nos echan a la calle) y que aún por encima piden dinero público para que lxs subvencionemos. Esxs son nuestrxs enemigxs. Y si creíais que lxs okupas sólo sabemos montar actividades culturales en silencio y sin protestar estabais muy... pero que muy equivocadxs.

No queríamos molestar a la gente del vecindario y lo lamentamos si fue así. Pero todxs cometemos errores y los corregiremos de ahora en adelante. No confundamos un pequeño comercio con una multinacional o una iglesia (que no sólo es de curas sino también de militares, en fin, el colmo de la depravación) pues ésa es una tergiversación que sólo un periodista, un político o un abogado es capaz de cometer.

Cualquiera que vió pasar la manifestación pudo ver que ésta era, en general, muy festiva y que había en ella personas de toda condición, incluídxs niñxs (y ni nos lxs estábamos comiendo ni lxs lanzábamos contra los cristales). También se pudo ver que muchxs de lxs viandantes reían, bailaban e incluso apoyaban la causa de la manifestación coreando las consignas.

Ésa es la verdad y no la que fabrican en la prensa, lástima que la verdad, al final, termina siendo lo que los periódicos inventan.

Ⓐ ¿Condenamos la violencia?

Sí, por supuesto.

Condenamos la violencia del ejército Español que tortura, viola y mata gente inocente en Irak o Afganistán. 

Condenamos la violencia de quiénes nos gobiernan, por la fabricación y venta de armas, por ejemplo, a Israel (para masacrar a lxs Palestinxs) o en la guerra de Sierra Leona (donde tanto los gobiernos del PP como los del PSOE se lucraron abasteciendo de armas a las dos facciones y alentando el sangriento conflicto que se dió). 

Condenamos la violencia de lxs banquerxs que, después de hacerse de oro especulando con nuestro dinero y expropiándoles sus viviendas a la gente más humilde que no pudo hacer frente a las hipotecas, siguen cobrando sus buenos sueldos y por encima tienen la poca vergüenza de pedir al gobierno una "ayudita" multibillonaria (sí, con B de Billón), arruinando la capacidad que el Estado pudiese tener para ayudar a lxs paradxs, trabajadorxs precarixs o pensionistas.

Condenamos la violencia de las multinacionales que arruinan a lxs autónomxs y los negocios familiares con el visto bueno de politicuchxs sin escrúpulos.

Condenamos la violencia que se ejerce contra presxs indefensxs en las cárceles, en los centros de menores o en los centros de internamiento de inmigrantes a lo largo y ancho del Estado.

Condenamos la violencia que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado utilizan contra las personas que libremente se manifiestan.

Condenamos la violencia de los juicios que nos echan de nuestros espacios, que poseemos legítimamente.

Condenamos la violencia de los medios de comunicación y de las pocas ¿personas? que piden poco menos que nuestro linchamiento.

Nosotrxs no agredimos a nadie. Nosotrxs condenamos la violencia ¿y vosotrxs?.

PD 1: A pesar de lo señalado en algunos medios de comunicación, ninguna de las personas de la asamblea hizo a día de hoy declaraciones sobre el desarrollo de la manifestación del pasado sábado.

PD 2: (En el transcurso de la misma) No se realizaron identificaciones ni se detuvo a ninguna persona. Si a lo que visteis lo llamáis violencia, entonces vais a flipar porque no os queda nada por ver.

Asamblea del C.S.O. Casa das Atochas.

-----

Desde aquí, pedir un poco más de dignidad y de ética a esa escoria que sin dudarlo, nos desprestigian, insultan, se burlan de nuestras actividades y nos juzgan y venden en sus pequeños monopolios del mercado de la información.

Algunos ejemplos de los medios que nos han hecho tan "buena prensa" estos días son:

- El ideal gallego
- La voz de Galicia
- La opinión
- La opinión x 2
- Xornal
- La opinión x 3
- La voz de Galicia x 2
- Antena 3
- La voz de Galicia x 3

Como podéis comprobar, algunos nos han dedicado una cantidad bastante considerable de su tiempo. Será que nos temen, no sé. Como lxs okupas desayunamos niñxs, pisamos la hierba y nos hacemos pis encima, pues mira tú, somos unxs terroristas "de cuidao"...

NI GENTE SIN CASA NI CASAS SIN GENTE
FRENTE AL DESPOTISMO DE LA PROPIEDAD Y LA INSTITUCIONALIZACIÓN DEL ROBO
OKUPA Y RESISTE, OKUPA Y ATAKA.
UN DESALOJO, OTRA OKUPACIÓN.
A CASA DAS ATOCHAS VIVE!!!!!