"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 5 de julio de 2010

Carta a un miembro de la CGT

Hola estimadx "compañerx".

Tras leer las bases y el ideario de su sindicato detenidamente, me he encontrado con alguna que otra duda y la mayoría las he resuelto pues no eran más que meras malinterpretaciones o simples errores ortográficos. No obstante, hay alguna que otra duda que se resiste a ser resuelta y por eso espero contar con su ayuda para poder arrojar un poco de luz sobre el asunto. 


Bien, la duda cuya solución quizá me urge más conocer es acerca de su financiación, consiste en que encuentro de una incongruencia sin par el apelativo del que tanto alardea la CGT, "libertario", cuando su sindicato está financiado básicamente por las subvenciones que éste recibe del Estado. Discúlpeme y le ruego no se tome ésto como una falta de respeto sino como un intento de mi psique de comprender un hecho que de buenas a primeras, me ha sonado como una materialización esperpéntica de la libertad pues ¿acaso encuentra ud. sentido a iniciar una cruzada contra el Estado capitalista al mismo tiempo que pretende ud. que éste financie dicha lucha? ¿encuentra ud. sentido a la satanización de la estructura capitalista cuando dicha satanización ha sido cimentada sobre su misma lógica ilógica, el dinero? ¿ha oído hablar ud. de la autogestión?.


Otra de las cuestiones que apalean mi mente al, digamos, "analizar" su sindicato, es referente a su política de admisión la cual, intentando escapar de un sectarismo infundado por sus medios-oligopolio de adoctrinamiento de masas, que sólo esconde coherencia con el ideal, cae en el juego pseudopopulista del Estado y deja la puerta abierta a éste para burocratizar su lucha, dando posibilidad a éste de, en un futuro, ejercer cierto control sobre lxs individuxs que conforman dicha organización. Me refiero, como supongo ya habrá ud. deducido, a esa tendencia de su sindicato "libertario" de aceptar en sus filas a carcelerxs, miembros de los instrumentos represivos del sistema cuya base su sindicato dice querer transformar e incluso algún que otro burócrata miembro de su apestoso parlamento. 


Por último me gustaría hacer hincapié en otro aspecto concreto de su organización sindical y se trata de su estructuración. Sinceramente, creo que carece de sentido un sindicato libertario basado en jerarquías de todo tipo pues el principio antiautoritario, base fundamental en el movimiento anarquista, se va automáticamente al traste. Me gustaría saber qué opina su sindicato de las estructuras asamblearias horizontales como método para dejar atrás el sistema parlamentarista que nos propone el Estado, muy bien maquillado de democracia eso sí, en el cual deciden UNXS POCXS en función de la decisión del resto pero no TODXS en función de las opiniones de TODXS, intentando llegar a un punto medio que beneficie al mayor número de compañerxs posible independientemente de su opinión. 


Con ésto no pretendo, ruego no me malinterprete, faltarle al respeto a ud. pues ud. es un trabajador y por tanto, merece el mismo respeto que yo o cualquier otrx ante los ojos del Estado (es decir, ninguno) y por tanto debo ayudarle a ud. igual que ud. debe ayudarme a mí pues en eso consiste la solidaridad obrera. No. Lo que sí pretendo es mostrarle mi opinión acerca de su sindicato, cuya conducta le seré sincero, me resulta nauseabunda y propia del reformismo más patético, un trasfondo burgués para la lucha libertaria que lo único que consigue es vender el anarquismo como una corriente más dentro del propio esquema cuando el anarquismo es precisamente un renegar de su esquema, un cúmulo de sueños de aquellxs sin voz, lxs nadie, lxs derrotadxs que lejos de convertirse en mercancía productiva de esta maquinaria suicida llamada neoliberalismo decide vivir por sus sueños y morir en anarquía consigo mismxs. 


Ruego no se ofenda y si ud. decide dar de lado a ciertos aspectos de su lucha y comenzar a dejar de ver el anarquismo como una corriente dentro del esquema y comenzar a verlo y vivirlo como lo que es en realidad, un cúmulo inexpugnable de sueños, rabia, ilusión y cultura que constituye la peor pesadilla del poder coactivo fundamentado sobre el temor y la ignorancia populares, estaré encantado de compartir con ud. la próxima barricada.


FDO: NADIE